Por: Jessica Campos

Mirar atrás con atención y por un tiempo limitado, es válido para lograr la única acción de Aceptar.

Mirar de reojo los últimos once meses, los últimos años, incluso la última década, te deja una sensación bonita de saber que viviste la vida tal como debías.

Y es que no hay correcto o incorrecto, no hay bien o no tan bien, no hay positivo o negativo. Se trata de momentos, todos esos que Dios tiene planeado para ti. Sí, para ti.

Aceptar el lugar donde estamos hoy, quiénes nos están acompañando, y lo que hacemos ahora, no es una decisión de ayer. La vida se ha encargado de juntar todos nuestros pasos, para ubicarnos en ese pequeño-gran espacio dónde estamos leyendo este post ahora.

Hace poco leí que una vez que damos paso en nuestra mente a la palabra Aceptar, tres cosas ocurren: nuestro cuerpo se relaja, nuestra vista se aclara y nuestro YO interno se concentra en confiar.

Confiar en que todo tiene un ritmo, un tiempo y espacio. Todo nace de una necesidad. Todo apunta siempre a una meta y que todos vamos en búsqueda de nuestra satisfacción personal.

Que este cierre de año 2019 les permita llegar a donde puedan sentir a plenitud su Paz, donde su corazón se sienta a gusto por estar al servicio de los demás y donde su mente entienda que mirar al frente no es correr al futuro, sino una guía para aceptar que vamos por dónde es.

Respira y Vive

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s