Por: Jessica Campos

Recientemente descubrí que tardo seis minutos y ochenta respiraciones en tomar una taza de té. Todo fue posible saberlo tras entender que la vida te brinda estos momentos para aprender a desconectar del todo y conectar con lo más importante, contigo.

Muchas veces este tipo de acciones las dejamos pasar desapercibido. A la hora de servirnos una taza de té preferimos traernos todos nuestros ¿Por qué? y encerrarnos en una película mental donde los protagonistas llevan como nombre pasado y futuro, pero nunca presente.

Hay momentos en el día donde estamos a solas con nuestros pensamientos, construidos bien sea por un recuerdo o si somos bastante afortunados, por nuevas ideas. Digo afortunados, porque éstos son los que a la larga cobran valor.

Traer una propuesta al entorno, se logra tras un ciclo que contiene: tu esencia, tus ganas y tu constancia. Aquí repito la palabra Tu con toda intención, porque también he aprendido que nadie, absolutamente nadie, puede hacerlo por ti.

Este año, logré cumplir mi tercer aniversario de Respira y Vive Blog, para celebrarlo me detuve a leer el que fue mi primer post. Tres años después, puedo afirmar que he logrado mantener mi propuesta, compartir lecturas que nos desconecten del todo, y a través de mis letras e imágenes, hacer llegar a ustedes mensajes de reflexión o inspiración.

Ahora me permito decir, ¿alguna vez te has preguntado que puedes ofrecer al entorno?

Si nos vamos a los tiempos tecnológicos actuales, la variedad de herramientas útiles para presentar nuestro arte, es sencillamente inagotable. No te asustes, lo llamo arte porque todos contamos con ello, pocos lo hemos descubierto.

Te digo, sólo basta dar un giro de 360°, al paso que quieras, rápido o lento, pero con el único objetivo de llegar a ti. Quédate unos segundos allí, centrado, enfocado, escanea cada detalle y utiliza una lupa lo suficientemente grande que permita extraer la más mínima intención que tienes para CREAR. Eso que descubres, puede darle un positivo al entorno, mientras cubra con la necesidad de al menos UNA pudieras decir que ése, es tu arte.

Persiste, no decaigas en los intentos. Recuerda, la vida lleva su paso, somos nosotros quiénes queremos dar siempre el límite de velocidad. Basta con desacelerar, y entender que la recompensa siempre llega: al final.

Mi propuesta sigue siendo éste espacio, mi blog, al cual por ahora le sumaré la más interesante actividad de sentarme a esperar que me presentes la tuya. Inténtalo.

Respira y Vive.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s